Vivimos una contradicción fundamental en el mundo empresarial de nuestro tiempo: la tecnología es fortaleza, oportunidad de crecimiento y competitividad, al mismo tiempo que su veloz y vertiginosa irrupción marca los retos y amenazas de los siguientes años.

Sabíamos que la digitalización iba a cambiar todo, incluida la manera de hacer negocios. Es cierto que en muchas industrias ha aumentado la automatización de los procesos, pero también lo es que la digitalización está creando nuevos empleos y especialidades profesionales, que buscarán precisamente aprovechar esos avances tecnológicos, aunque naturalmente para ello se requerirá un mayor nivel educativo y más preparación, para obtener dividendos de los avances tecnológicos que están modificando los procesos de producción.

Lo que nadie podía pronosticar son los cambios indirectos, aparentemente sutiles e invisibles, que la digitalización ha traído consigo y la manera en que estos afectan áreas de nuestras vidas que en principio nada tenían que ver con tecnología.

Pero aunque la tecnología cambie, lo que no se ha modificado es la esencia del ser humano, que sigue siendo el mismo que busca desarrollo profesional, que sabe comprometerse con su empresa, que tiene interés por crear y que tiene capacidad de proponer cosas nuevas.

Con toda seguridad, sin importar la época, cuando el CEO de cualquier organización es cuestionado respecto al activo más valioso dentro de su empresa, sin duda responde que el talento sigue conformando el de mayor importancia para alcanzar las metas corporativas.

Ante esta realidad, INAC presenta el Estudio Retos 2025: La visión de los CEO de Latinoamérica, estudio regional basado en entrevistas cualitativas a profundidad, que refleja las expectativas de 34 Directores Generales entrevistados sobre el porvenir de los negocios y los retos del talento en Argentina, Brasil, Colombia y México.

En esta investigación participan empresas destacadas que dan empleo a más de 129 mil personas, en diferentes áreas productivas como Consumo Masivo, Manufactura, Automotriz, Tecnologías de la Información, Telecomunicaciones, Hotelería, Logística y Entretenimiento.

¿Cuáles son las claves?: Conocer el negocio, tener personas caracterizadas por valores sólidos, fomentar la diversidad e inclusión, generar la cohesión eficaz entre generaciones, así como la retención del talento.

Agradecemos la confianza y disposición de los Directivos con los que hemos logrado un documento clave para generar estrategias hacia el 2025, tomando en cuenta las tendencias principales de diversas industrias.

DESCARGA RETOS 2025: LA VISIÓN DE LOS CEO DE LATINOAMÉRICA