1.- COMUNICARSE EFECTIVAMENTE

La capacidad más importante que debe tener un CEO es la capacidad de comunicarse y entender los cambios generacionales que surgen, incluso dentro del mismo grupo de trabajo.

Lo mismo sugiere Gustavo Gómez, Enterprise Group General Manager and HPE Mexico Managing Director de Hewlett Packard México, para quien las organizaciones en general y los CEO en particular, “tienen que saber gestionar las opor­tunidades que se le deben ofrecer a las generaciones jóvenes, actualmente representadas por los millennials, que son gente que busca generar un impacto en la sociedad a través de su empleo, algo que antes no hacíamos”.

2.- ENTENDERLOS 

Para Pedro Mejía, CEO de Inchcape de Colombia, debemos entender la cultura de las nuevas generaciones, por quienes la estructura de las organizaciones va a tener que cambiar. “Las empresas no podrán seguir con sus formas actuales en donde los procesos de desarrollo para las personas son extensas, además de que se trata de organizaciones muy jerárquicas. El líder tendrá que cambiar ese chip para entender cómo funcionan las generaciones jóvenes y diseñar distintos esquemas organizacionales.”

3.- DARLES OPORTUNIDAD DE DESARROLLO

“Además, debemos brindarles oportunidad de desarrollo a los jóvenes”, agrega José Carlos Azcárraga, de Posadas México; aunque ese no es un tema solo para los millennials, es para las generaciones mayores, y para los que vienen. De cualquier forma, “la clave es buscar que la gente quiera quedarse en la empresa porque le da oportunidad de crecimiento en varios rubros: el económico, el profesional. Y esto se puede lograr a través de retarlos intelectualmente, estimulándolos y ayudándoles a aprender, para que perciban que si se quedan con nosotros, más se van a desarrollar”.

4.- APRENDER DE ELLOS

“Las generaciones más jóvenes tienen la habilidad de mo­verse más rápido, y pueden entender más cosas al mismo tiempo porque están crecien­do en un ecosistema diferente al nuestro”, agrega Neves, “pero también debemos ser capaces de estar abiertos para aprender de ellos”.

RETOS 2025: LA VISIÓN DE LOS CEO DE LATINOAMÉRICA