Si bien hay un conjunto de características tradicionales que se dan por hecho en la definición de los nuevos CEO, éstas ya no alcanzan para responder a los retos del cambio, la tecnología, la digitalización y los nuevos perfiles de consumidores y clientes.

Parte importante de cualquier compañía lo conforman los CEO, que son los más altos ejecutivos responsables de las operaciones generales y el rendimiento de una empresa. Ellos conforman el liderazgo que para el 2025 podría estar a cargo de otros directivos, que ya deben de estar preparándose sin demora; pero ¿Qué es lo que esperan las empresas de ese líder que los en­ cabece para entonces? ¿Cuáles son las competencias ideales que deberá de tener el CEO del futuro?

1.- Pensamiento Inclusivo 

Hoy por hoy, los ingredientes que conforman a este líder tienen que ver con la habilidad de escuchar, entender y respetar la gran variedad de ideas surgidas de las diferentes generaciones, culturas y estilos de pensamientos, para combinar y construir nuevos conceptos. Es decir, la esencia es la capacidad de tener un pensamiento inclusivo.

2.- Inspirar

En la era de la información se busca un líder que inspire, que transforme su entorno humano, a través del pensamiento inclusivo, el empoderamiento, el desarrollo y la contribución colectiva. Todo esto para cumplir con los objeti­vos y aumentar su rendimiento. Es decir, la clave es el liderazgo transformacional.

Para Michel Martins, CEO de Coca Cola Argentina y Uruguay, el líder del futuro deberá integrar una mezcla de diferentes liderazgos, “porque en ocasiones podrá ser mejor que asuma el papel de un líder directivo, y en otras la del delegador. Es decir, deberá tener la capacidad de variar su estilo de acuerdo a las personas y poder jugar estos diferentes roles dependiendo del momento.”

Por otra parte, para Marcelo Cicchini, Southern Cone General Manager & Business Director de Axalta, “uno de los estilos que no debe faltar en el CEO del futuro es la de liderazgo participativo que sirve para convencer al equipo a que ‘compre los proyectos’ y así involucrarlos en los mismos. Esa es la mejor forma de comprometerlos y trabajar en función de un objetivo para que las cosas se logren.”

3.- Flexibilidad

Pedro Galvis, Director General de Merck México, subraya que “es fundamental la flexibilidad hacia el entorno y el estar involucrado en la operación: tocar el campo para entender las rápidas señales que están pasando. Ver cómo influen­cias el marco de tu industria, desde lo interno hacia lo externo y cómo modificas ese ambiente. Tam­bién es fundamental generar una mayor visibilidad de tu empresa en temas de responsabilidad social”.

“El CEO del futuro debe ser flexible y tener un aprendizaje continuo”, señala Vladimiro de la Mora, Managing Director & General Manager de General Electric México. Además, como menciona Olivia Enríquez, CEO de Bühler México, “necesita saber colaborar con las generaciones jóvenes y las experimentadas, y hacer sinergia.”

Se aprecia la flexibilidad para adaptarse a los cambios, por supuesto, pero también la flexibilidad que nace de la apertura y de la disposición a aprender cosas nuevas.

Por lo tanto, es necesaria la flexi­bilidad para responder al entor­no de negocios y los clientes, pero también hacia los propios colaboradores adaptándose y enriqueciendo al negocio de la diversidad que lo rodea.

4.- Negociador

“El CEO deberá ser negociador con los diferentes públicos, los internos y los externos, por eso debe ser flexible y saber adaptarse a cada situación”, según Michel Martins, de Coca Cola Argentina y Uruguay, y “más si se trata de un negocio global, en donde se tiene que tratar con gente de diferentes países, culturas e idiomas, que por lo mismo tienen estilos diferentes”.

Buscando esta cercanía con el talento Vladimiro de la Mora, Managing Director & General Manager de General Electric México, considera que “el líder del futuro deberá ser accesible para que la gente puede llegar a platicar con él y pueda colaborar de una manera abierta.”

 5.- Buscar oportunidades de desarrollo

“El CEO que está solamente preocupado por la primera línea de su empresa, 50 años atrás probablemente podría haber trabajado de esta manera, pero hoy por hoy es imposible avanzar con esta mentalidad. El CEO del futuro siempre debe de buscar oportunidades de de­sarrollo para los high potential de su organización.” Delio Morais, CEO de Hughes Brasil.

“Por encima de cualquier cosa, el CEO del futuro deberá enfocarse al desarrollo de sus colaboradores y enfrentarse a retos con todos sus grupos de traba­jo, buscando sostenibilidad y, fundamentalmente, entregando todas sus habilidades al desarrollo de la organización, con una visión estratégica y con amplio liderazgo sobre sus equipos”, suma Luis Fernando Maria, Gerente General de Enaex de Colombia.

 

6.- Liderazgo con visión global

“El ADN del CEO del futuro debe estar centrado en una visión estratégica y un liderazgo asertivo y total sobre sus equipos de trabajo”, complementa Luis Fernando María, Gerente General en Enaex, Colombia.

Y es que el liderazgo ha dejado de ser algo fijo y determinado, para convertirse en un liderazgo móvil, en cambio constante; pero, sobre todo, capaz de responder a las circunstancias que se le van presentando, ya sea por los nuevos tiempos, por un cambio de área de trabajo o país de residencia, o por enfrentar la diversidad de sus colaboradores. Esto nos lleva nuevamente al pensamiento inclusivo y al liderazgo transformacional.

Para Andrés Acosta, President de Exxon Colombia, Otra cualidad que subyace es un liderazgo con visión global: “el 50% del éxito de un CEO es contar con una visión estratégica y global, no sólo con el enfoque del día a día.”

“Es importante que el talento tenga claro que todos somos los dueños de la estrategia y hacia dónde vamos, que se involucre y participe en las decisiones”. Germán Vidal, CEO de Telecom Argentina.

7.- Capacidad de adaptación

Se dice que el CEO del futuro necesita ser multitask, pero no en el sentido de hacer varias cosas a la vez o llevar varias agendas. Por multitask se entiende la capacidad de poder adaptase a diversas activi­dades, ideas, labores o responsabilidades a la vez. Los ingenieros necesitan saber de marketing tanto como los de marketing necesitan saber de administración, los de administración de manufactura y los de manufactura de ventas y atención al cliente.

Sobre ese tema, Olivia Enríquez, CEO de Bühler de México, opina que deberá ser un líder que se sepa adaptar muy rápidamente a los cambios de los diferentes entornos. “Deberá ser capaz de trabajar dentro de la diversidad y saber hacer sinergia entre las diferentes generaciones para trabajar tanto con jóvenes como con gente de mayor experiencia, adaptándose a los cambios y a los retos, porque el mundo cambia de un mes a otro, así que deberá tener la capacidad de estar viendo hacia el futuro, anticipar el porvenir, y seguir en esta dinámica, si no se quedará fuera del negocio.”

Para Christian Newton, Presidente y Country Manager de ABB Argentina, va más allá al expresar que lo mejor sería que se tratara de un líder negociador, que sepa ponerse de acuerdo con las personas de alrededor y que a la vez genere liderazgo en otros. “También debe entender a sus subordinados y formar equipos de trabajo, multitask o flexibles. Además es importante liderar con el ejemplo, mostrar congruencia entre lo que dice y lo que hace, teniendo empatía para entender las necesidades de su equipo y así ver la mejor forma de conseguir las metas.”

 

8.- Humildad

Aquel ejecutivo que esté preparándose para asumir el liderazgo total en una empresa debe conocer des­de ahora cuál es el proceso de toma de decisiones en los negocios, ya que a decir de Matías Videla, CEO de Cencosud de Argentina. Lo cierto es que el líder del futuro deberá aceptar que no lo puede saber todo.

“No podrá ser un CEO que pretenda saber todo, complementa Rafael Sánchez, President & General Manager de SAP México, aunque tenga un amplio conocimiento, por eso tiene que ser una persona abierta a absorber nuevo conocimiento porque por muchas respuestas que sepa, siempre le van a ganar las preguntas.”

Como complemento, el CEO tendrá que ser un generador de cultura, a decir de José Carlos Azcárraga, de Posadas México, “porque ésta inicia desde arriba, para que se pueda conformar de una manera sólida. De hecho, creo que una parte del ADN del CEO del futuro consiste en tener esa capacidad de generar, permitir, y transformar las culturas de las organizaciones al mismo tiempo que facilita las condiciones para que los trabajadores vivan los valores corporativos y todo lo que define aquello que es la empresa para lograr los resultados que se propongan. Complementando, yo puedo saber algo que me va a resolver el problema de inmediato, pero maña­na va cambiar completamente en el mundo y por eso tengo que aprender a aprender; para eso debo tener humildad.”

 

9.- Simplificar

Deberá, asimismo, ser una persona que realmente simplifique, pero para ello deberá entender bien cómo funcionan las cosas, según Rafael Sánchez, de SAP México. “Si cumple con ese requisito, deberá tener un discurso muy simple y deshacerse de lo complejo. Lo que hoy está atrayendo al cliente es lo intuitivo, ya no es su ciente decirles que tu producto o servicio es muy bueno, sino que quieren escuchar que es más fácil de usar, más sencillo, sin complicaciones.”

Por otra parte el CEO será vital manejar correcta­mente el talento humano, según explica Luz Elena del Castillo, Gerente General de Centroamérica y el Caribe en Ford. “No basta con que se tengan las competencias técnicas, conocer a la industria y a la propia empresa; el líder del futuro deberá aprender a desarrollar competencias de liderazgo que le permitan aprovechar las habilidades y conocimientos del talento que conforma a su empresa”.

 

10.- Confianza en su equipo 

Inon Neves, de Access, de Brasil, menciona que hay otro punto básico para abordar los desafíos actuales: la confianza. “Yo no dirigiría esta compañía si no tuviera la confianza en mi equipo, porque la clave no es mi dirección, sino el desempeño del equipo completo que te ve y se convence de hacer algo porque sabe de lo que estoy hablando, lo que estoy haciendo, y como me cree, entonces lo va a hacer. Como líder necesitas ser congruente para inspirar, porque si las personas no confían en ti, entonces no va a haber avance ni vamos a enfrentar desafíos juntos.”

Carlos Magán, General Manager de Danone de Argentina, considera que el liderazgo va más allá de los CEO “Las empresas necesitan un grupo de líderes en diferentes áreas, que no solo guíen, sino que levanten la mano y cuestionen porqué se hacen las cosas de determinada manera.” Y este tipo de liderazgo puede obtenerse si se atrae talento versátil y veloz, según apunta Eduardo Coello, de Visa Miami, “que pueda trabajar en ambientes en donde todo se maneje de forma transparente, tanto hacia la clientela como a nuestra propia gente”.

Pensar para el año 2025 puede parecer lejano, pero el CEO que ocupe una posición de liderazgo para entonces, ya se debe estar preparando para asumir el cargo, o si ya está en esa posición y planea continuar para entonces, deberá asumir como propias las recomendaciones de los líderes actuales, los cuales, lo guiarán a visualizar el futuro respaldándolo con su experiencia.

DESCARGA RETOS 2025: LA VISIÓN DE LOS CEO DE LATINOAMÉRICA